Mensaje de bienvenida

¡Y sin embargo algunas personas dicen que se aburren!¡ Démosles libros!¡Démosles fábulas que los estimulen!¡Démosles cuentos de hadas! Jostein Gaarder

lunes, 28 de mayo de 2012

Visita al colegio Félix Rodríguez de la Fuente.


Con esta  visita  al Colegio Félix Rodriguez de la Fuente termino los encuentros literarios, como yo les llamo un poco en broma, a las reuniones que he tenido con los niños y profesores que han leído TANGO, EL PERRO PASTOR durante el curso 2011-2012.  Me ha cundido bastante gracias a que esta historia ha tenido una acogida muy buena. En el colegio Félix Rodriguez de la Fuente, me recibieron con la misma ilusión que en los anteriores centros.

                                      
Me encantó, no pude dejar de fotografiarlo

Fijaos que extraterrestre más gracioso.
Nada mas entrar me encontré con Charlot,pero no era de extrañar, pues en ese colegio el tema de la Semana Cultural había sido EL CINE. El vestíbulo estaba lleno de murales alusivos a las películas más famosas y yo fotografié este mural como muestra de la decoración del colegio.



Las tutoras  Ana Madrid , Isabel Sánchez y sus alumnos habían trabajado concienzudamenteme el libro; los niños estaban muy interesados en lo que yo les contaba; ese día, pude estar todo el tiempo que quise con ellos, al ser un grupo más bien pequeño,no iba a perder mucho tiempo firmando libros; por  primera vez,  no me supo a poco la reunión. Los alumnos de 5º recibieron en su clase a sus compañeros de 6º con muy buena actitud, así pude estar con los dos cursos a la vez.
5º y 6º en el Félix  Rodriguez de la Fuente.

 Siempre  empiezo  contando todo el proceso, desde que se me ocurrió la idea central, hasta que lo tuve en mis manos. También les dije que al principio  quise hacer un cuento un poco cómico, pero después, la historia fue tomando vida propia-como dicen algunos escritores- y se convirtió en un canto a la amistad. Les comenté que  si alguna vez escriben un libro y, se lo publican, comprobarán la alegría que se siente cuando lo tienes en tus manos.
Esta vez me busqué dos secretarios muy amables que fueron apuntando todas las preguntas que me iban haciendo sus compañeros, porque he comprobado que, a veces, cuando llego a casa se me olvidan muchas de las  que me hacen. En la clase  de 6º había algunos chicos muy interesados en el tema editorial; he aquí algunas de las dudas que querían aclarar:
-¿Cuánto se tarda en publicar un libro?
-¿Cuándo te pagan, cuando lo editan o cuando los venden?
-¿Sabes cuántos libros llevas vendidos de Tango?
-¿Cómo hay que mandar los manuscritos, por correo postal o por ordenador?
 -¿Qué es un manuscrito?
-¿Conoces al ilustrador?
Me gustó que me hicieran esta pregunta, porque les dije que no  conocía  a la persona que me había ilustrado el libro, aunque me gustaría. Comentamos las ilustraciones tan buenas que ha hecho y lo conseguido que está el efecto de la falta de visión de Luis.
Otras preguntas:
-¿Con cuantos años empezaste a escribir?
-¿Conociste a los padres de Adrián?
-¿Alguna vez has hecho una poesía?
- ¿Había algún motivo por el que pusiste esa enfermedad en Luis y no otra?
-¿Por qué se te ocurrió que secuestraran a Tango?
-¿Cuántos libros has escrito?
-¿De qué raza era Tango? Esta pregunta la hizo algún despistado.
-¿Cuál ha sido tu libro más vendido?
 Contesté a todas  estas preguntas  y, muchas  más, intentando que aprendieran algunas cosas interesantes si, alguna vez, se decidían a escribir.
Luego Ana, la tutora de 5º me dijo que había sido una charla muy didáctica, que se notaba que había sido maestra. Me dio mucha alegría que hiciese ese comentario.

Después  vino la firma de los libros . Agradezco al profesor de P.T., Victor Martínez, las fotografías que hizo.  Siempre comprometo a algún profesor para que las haga.




Esta parte es la que más les gusta a todos los chicos.


 Creo que tanto , las tutoras, los chicos y yo quedamos muy contentos de nuestro encuentro.
Espero que el próximo curso , cuando se ùblique mi nuevo libro, PALOMA Y EL CORZO BLANCO,pueda visitar muchos Centros más.


viernes, 18 de mayo de 2012

Tango, el perro pastor, visita el colegio Juan Carlos I de Llano de Brujas


Colegio Juan Carlos I  9 de mayo.
 Cuando me llaman de algún colegio para que vaya a hablarles de mi libro “Tango, el perro pastor”, siempre salgo  contenta y con la energía renovada al comprobar que la historia de este maravilloso perro, de los personajes que le rodean y del lugar en donde trascurre la historia  les gusta mucho, tanto a los alumnos como a los profesores. Sin embargo, el entusiasmo que he encontrado en mi última visita al colegio de Llano de Brujas, Juan Carlos I, me ha desbordado. Tengo que agradecerle a la tutora de 6º A, Toñi Catalán, que leyese mi libro-según ella lo hizo en una tarde- y que lo eligiese como libro de lectura. Cuando las  demás tutoras del 3er. Ciclo lo tuvieron en las manos se  pusieron inmediatamente a trabajar en él.

 Virtudes Martínez, tutora de 5ºB, durante la Navidad, preparó un magnífico cuadernillo para realizar  con  los niños  y mejorar la  lectura comprensiva de Tango.

Portada y  cuadernillo abierto.



       Comparando las fiestas y tradiciones de Burgui y Murcia

Además de los cuadernillos, han hecho un trabajo de investigación exhaustivo sobre Burgui, los almadieros y los perros pastores, como podéis comprobar en las fotos de algunos de los murales que adornaban las clases.
Fachada de El Almadiero, Burgui y flores del Tejo
















Almadías bajando el río y más fotografias de Burgui

Trabajo sobre los perros pastores.

Esto no para aquí porque las chicas y chicos de 3er.ciclo han hecho la historia en dibujos con los que van a hacer un cuento digital que colgarán en la web del colegio y que yo también subiré a mi blog en el momento en que me avisen de que está terminado. Estoy esperando con mucha impaciencia ver cómo ha quedado.

Bueno, pues no contentos con este trabajo, Fuensanta Leantes, tutora de 6ºC, ha adaptado la historia para hacer un teatro de marionetas en la semana de animación a la lectura, ¡con canción incluida! De verdad que no tengo palabras ante su entusiasmo. La jefa de estudios Rosa Montesinos y el profesor de informática, Faustino Ruiz, realizaron el trabajo de fotógrafos estupendamente  y pusieron su granito de arena para que todo saliera bien.

                                        Eran muchísimos niños pero no se notaba.
Todos los alumnos esperaban con mucho interés mi visita, se notaba que los chicos tenían mucha gana de conocer a la autora del libro. Los tutores los repartieron en dos grupos: primero entraron los de 6º y luego los de 5º: alrededor de 60 niños en cada sesión. Se portaron de maravilla a pesar de que eran muchísimos; no fue nada dificil porque los dos grupos hicieron gala de una educación exquisita.




Primero les estuve explicando un poco todo el proceso, desde que pensé en la idea central” –un perro pastor que tuviese alergia a las ovejas-, hasta su publicación. En todos los colegios en donde he estado me preguntan que cómo se me ocurrió escribir sobre ese tema; la verdad es que siempre les digo que no sé con exactitud en qué momento me vino a la cabeza esta idea, pero seguramente fue porque en aquella época, mi perra Duna estaba enferma y es posible que viéndola  pensase en las enfermedades de los perros.

                                                            Alumnos de 5º con sus tutores.

Luego les llegó el turno a ellos;los adolescentes de esa edad  tienen las mismas inquietudes, por tanto hacen preguntas parecidas, pero estos me preguntaron algunas distintas . Aquí hay una muestra de las  que me hicieron los alumnos de 6º:

¿Escribes a mano o a ordenador?

¿Dónde te inspiras para escribir?

¿Cómo fue hacerte escritora de cuentos?

¿Que haces cuando no tienes inspiración?

¿Por qué el libro se llama Tango?

¿Los personajes Javieron, Adrian... son reales o ficticios?

¿Por qué hay un niño invidente en el libro?

¿Cual es el mensaje del libro?

¿En qué se basó para escribir el cuento?

 ¿Ha visitado el pueblo de Burgui?

¿Cuánto tardó en escribir el cuento?


Aquí podéis leer  algunas de las inteligentes preguntas que me hicieron los alumnos de 5º

¿Le contaron alguna leyenda los pastores, durante su estancia en Burgui?

¿Qué opinión le merece a usted el Norte de España?

¿Cree que el paisaje del norte tiene un encanto "mágico"?

¿Hará la segunda parte de Tango?

¿Por qué se decidió por ubicar la historia en Navarra?

La verdad es que no se me había ocurrido pensar en una segunda parte de Tango, pero a lo mejor me lo planteo en un futuro.

 Después de contestar a todas ellas y a algunas más, hablamos de mi viaje a Burgui y de cómo recogí la información que amablemente me dieron en aquel pueblo, empezando por El Ayuntamiento, y siguiendo por  Pedro Jesús , el pastor, y Yolanda, la dueña del Hostal.
Este tema aunque parece muy trivial se convirtió en una charla muy agradable que formó una corriente de simpatía entre todos los que estabamos hablando de Tango. El único problema que tuve fue la falta de tiempo. Me hubiese gustado estar con ellos toda la mañana porque creo que no nos aburrimos  pero fue imposible estirar las horas.
Luego vino a firma de libros ¡¡120!!! nada menos. Los niños llevaban sus propias cámaras de fotos para hacerse una mientras que les firmaba su libro. Me hicieron sentir muy importante.

                                               Firmando libros a los alumnos de 6º
                Al tener que firmar tantos ejemplares necesité la ayuda de algunas de las tutoras.

            A continuación veréis los cursos que participaron en el  ENCUENTRO LITERARIO.


6ºA con su tutora Toñi Catalán


6º B con su tutora Paquita Pérez


6ºC. Tutora Fuensanta Leantes

                                                  Ahora vienen los chicos y chicas de quinto.


5º A con su tutor David Palacio

                                               5º B con su tutora Virtudes  Martínez




                                                     5º C con su tutora Mercedes Ferre


Volveré durante la semana de la animación de la lectura para ver  el teatro de marionetas. Dicen que están geniales. Un abrazo para toda la comunidad educativa del C.E.I.P. Juan Carlos I de Llano de Brujas.

                                                                                                  

martes, 8 de mayo de 2012

¡Qué ilusión! Me otorgan el Premio Dardos

Una estupenda y dulce repostera llamada Dulce Luna me otorga este premio; dice que mi blog reune todas las características necesarias para poder llevarlo con orgullo, asi que estoy muy contenta . Si queréis relameros de gusto con sus recetas podéis pasaros por su blog. El link lo tenéis debajo, solo queda pinchar en él  y a soñar con riquísimos sabores.

http://lacaradulcedelaluna.blogspot.com.es/

El premio Dardos se concede para reconocer los valores culturales, éticos, literarios y personales transmitidos en forma de creatividad y palabras. El premio es creado con la intención de promover la fraternización entre bloggers y es una manera de mostrar afecto y gratitud por el trabajo realizado".Y sus normas son
1º Aceptar el premio colocando una entrada en tu blog con la imagen del premio, el nombre de la persona que te lo ha otorgado y un link a su blog.

2º Pasar el premio a otros blogs que son dignos de este reconocimiento, poniéndote en contacto con los bloggers para indicarles que han sido seleccionados para este premio.
Yo les voy a otorgar este premio a http://matildalibros.blogspot.com.
 
                                                        http://sognareprofundere.blogspot.com.
Creo que representan todos los valores a los que hace mención este premio, y para mi ha sido un privilegio conocerlos




domingo, 6 de mayo de 2012

Julia, la niña que no quería aprender a leer.Educación Infantil y 1er. ciclo.





Julia tenía seis años, unos ojos azules  preciosos y unas ganas tremendas de aprenderlo todo. En el colegio, siempre estaba muy atenta escuchando las explicaciones de la profesora; en su casa, cuando sus padres conversaban, les prestaba mucha atención para no perderse ni un detalle de su charla y, cuando salían las noticias por la tele, se sentaba en el sofá y estaba allí calladita hasta que su papá decía:
-Julia, es la hora de cenar; venga vamos a la cocina- y, como si la estuviesen separando de un programa divertidísimo de dibujos animados, se levantaba a regañadientes detrás de él porque todavía no había terminado el telediario.
Por todo lo que os he contado anteriormente es por lo que su profesora se extrañaba tanto de una cosa: Julia no tenía ningún interés en aprender a leer. Daba igual que Dña. Pepita le pusiera los dibujos más bonitos  en la pizarra para que memorizase la L o la M, que las fichas fueran divertidas o que cantasen canciones con las letras; ella lo hacía todo  pero con una desgana tan grande que la maestra se enfadaba y le decía:
-Julia, ¡cómo es posible que sepas el nombre de los continentes y las tablas de multiplicar y no quieras aprender como se lee la M con la A! No lo entiendo.
Julia la escuchaba y se callaba, ella tenía un secreto que no le había contado a nadie.
Su madre, todos los días, a la hora de acostarse entraba en su dormitorio y le leía un cuento. Ella tenía una voz preciosa, suave y acariciadora y la niña que se había acostumbrado a escucharla antes de dormirse, no se imaginaba una noche sin la cálida presencia de su madre recostada  a su lado,  con su cabeza apoyada sobre la almohada.
En una ocasión en que su mamá había vuelto muy cansada del trabajo, después de salir de su cuarto como todas las noches, Julia oyó que su padre susurraba en voz baja:
-¡Qué ganas tengo de que aprenda las letras! Así no tendrás que leerle más cuentos y podrá hacerlo ella sola.
-No me importa, sé que a ella le gusta-le contestó su madre mientras estaban en la cocina preparando la cena.
Julia les escuchó arrebujada debajo de su edredón y no le gustó ni una pizca lo que había oído; pensó que por nada del mundo querría dejar de oír la preciosa voz  de su madre antes de dormirse, eso le ayudaba a no tener pesadillas, así que, allí mismo lo decidió, no aprendería nunca a leer y, su madre, no tendría más remedio que  seguir leyéndole cuentos hasta que fuese muy mayor.
El trimestre estaba terminando y la niña seguía sin prestarle la menor atención al libro de lectura; llegó el invierno y, un día, el termómetro marcó 4 grados bajo cero. Esa noche, la mamá de Julia subió como de costumbre a su habitación con un  cuento bajo el brazo decidida a leérselo, pero  cuando quiso pronunciar la primera palabra del mismo, se dio cuenta de que no  salía ni el más leve sonido de su garganta, intentó volver a empezar pero sus cuerdas vocales se negaban a emitir lo más mínimo; se había constipado y, por consiguiente había perdido la voz.  Aquella noche, Julia se acostó sin su cuento y, cuando se durmió, una pesadilla terrible apareció en su sueño. Soñó que iba con sus padres al médico que cura las gargantas de los niños afónicos. Este señor los recibió en un despacho de paredes muy altas pintadas de negro, con muebles  negros y vestido con una bata también de ese color. En la puerta de su despacho se podía ver este letrero “OTORRINOLARINGÓLOGO” claro que Julia no pudo entender lo que allí decía. Cuando se levantó del sillón  negro en el que estaba sentado avanzó hacia ellas con  cara de mal genio y, señalándola con el dedo, le decía:




-Julia, por tu culpa, a tu madre se le ha gastado la voz; eres una niña egoísta, en lugar de aprender pronto a leer, la has obligado a que fuerce tanto la garganta que ya no podrá hablar nunca más.
El médico  se iba acercando más y más de forma amenazadora y  la fue arrinconando contra la pared hasta que Julia empezó a llorar y a chillar:
-¡No quiero que mi mamá se quede sin voz, voy a aprender a leer para que ya no tenga que esforzarse más! y, así, seguía y seguía suspirando entre sollozos. En ese momento entró el padre de Julia:
-¡Despierta, despierta! Tienes una pesadilla, estás soñando.
Julia abrió los ojos y vio a su lado a su papá:
-¿Y mamá? ¿Está mejor?
-Sí, me ha dicho que te lleve a la cama con nosotros.
Aquella noche Julia durmió entre sus padres y ya no tuvo más pesadillas.
A la mañana siguiente, cuando llegó al colegio, Dña. Pepita observó que se había realizado un cambió en la niña; estaba atendiendo a la pizarra e intentaba leer con sus compañeras. Desde ese día, para ella,  leer fue  coser y cantar. Primero juntó la M, la L, y la S con las vocales y enseguida supo  que se leían Ma, Me, Mi, Mo, Mu, La, Le, Li, Lo, Lu y Sa, SE, Si, So, Su. Luego vinieron sílabas más difíciles como Pra, Pre, Pri, Pro, Pru o Bla, Ble, BLi,  Blo, Blu. Después Trans, Cons  y otras por el estilo y, tras algún esfuerzo más, consiguió leer todas las páginas de su libro de lectura. Por fin había aprendido a leer y pudo descubrir que leer sola, sin necesitar a nadie, también era algo muy bonito.
Todos estaban muy contentos con ella, especialmente Dña. Pepita que al final había visto recompensados todos sus esfuerzos. De todas maneras, su madre siguió leyéndole todas las noches un cuento pero, cuando Julia la veía  con mala cara o con ojeras, le preguntaba:
-Mamá ¿estás cansada esta noche?-, y si le notaba la voz un poco afónica le decía-Hoy no hace falta que me leas nada, te lo voy a leer yo a ti. Entonces la madre de Julia la miraba agradecida con una sonrisa y era ella la que se recostaba para escuchar a su hija. Así Julia comprendió que saber leer no era malo sino todo lo contrario, porque aunque su mamá seguía contándole cuentos por las noches, de vez en cuando, ella podía echarla una mano para que no se cansase demasiado.

Julia,según mi nieto Guille. Este dibujo lo ha hecho co un programa que tiene en su ordenador.


Los otros dibujos están sacados de internet. Uno de ellos coloreado por LuUci. Espero que os gusten

martes, 1 de mayo de 2012

FELIZ DÍA DE LA MADRE. Guille y Pablo: Mamá se queda en casa. Infantil y Primaria.

DEDICADO A MI HIJA MAYCA Y  A TODAS LAS MADRES QUE, CÓMO ELLA,  TIENEN SIEMPRE LA SENSACIÓN DE QUE EL TRABAJO LES QUITA UN TIEMPO PRECIOSO PARA ESTAR CON SUS HIJOS.

Hoy Guille y Pablo están muy contentos porque su mamá tiene gripe.
Bueno, no es que se alegren de que esté mala, no, lo que ocurre es que gracias a eso, se va a quedar en casa esta tarde, y eso, no es lo corriente, por eso están felices.
-Mamá, por favor quédate también mañana-, le piden con insistencia, esperando que su madre les conceda otras horas de su compañía.
-Veremos cómo me encuentro-,  les contesta.
Mayca tiene que trabajar; en estos tiempos, tanto el padre como la madre tienen que traer un sueldo a casa.
-La vida está muy cara -, les oyen decir a menudo, por eso los niños cuando llegan con la señorita que los cuida, encuentran la casa vacía y no les gusta. A ellos les encantaría que su madre estuviese allí para abrirles la puerta y prepararles siempre la merienda, por eso, su día preferido es el viernes porque su mamá sale de trabajar a las tres de la tarde y ya están juntos todo el fin de semana. Limpian al loro, y juegan con él  durante mucho rato; Wally se pone muy contento, se le nota porque empieza a gritar y a imitar sonidos. También arreglan  los peces y  las tortugas.  Como podéis ver tienen donde entretenerse con tantas mascotas. Después hacen pasteles de chocolate los tres juntos. A veces su padre hace un pan que le sale muy rico. Son todos unos cocinillas


Hoy es como si fuera viernes; la casa no está vacía,  la presencia de mamá la llena por completo. A Guillermo  y a Pablo  les gusta abrazar a su madre y cuidarla, la tapan con una manta muy calentita de color naranja que les regaló la abuela y le hacen Reiki para que se sienta mejor, a veces le dan masajes en el cuello. Guille  y Pablo saben hacer que la gente que está su lado se encuentre bien. A Pablo le gusta que su mamá le corrija los deberes. Tumbada en el sofá, con la nariz roja como un payaso, habla como si tuviese una pinza puesta en la nariz porque está muy constipada; entonces les pregunta:
-¿Pablo has hecho la página de restas  que te quedaba?
-Sí, mamá ya le he terminado.
-A ver tráela -. Entonces Mayca se incorpora un poco y se la corrige.
-Pero  Pablo, 3-3 no son 6.
-Ya lo sé mamá, pero estoy cansado de que siempre me pongan muy bien. Este niño siempre tiene respuestas para salir del paso cuando tiene algún problema.
-Guille ¿has leído? Enséñame cuántas páginas te tocaban para hoy. Aunque tiene fiebre, saca fuerzas para controlarlo todo.
Después de terminar las tareas se tumban en el suelo a su lado, Guille prepara un montón de papeles para hacer papiroflexia y Pablo le ordena los lápices de colores a su hermano. Pablo es  muy ordenado.

Esta tarde no han ido a Kunfú, su madre les ha perdonado las actividades extraescolares. Ella siempre tiene la sensación de que no está el tiempo suficiente con sus hijos, así que  hoy podrá desquitarse un poquito. Su madre, para consolarla, le dice:
-Lo importante no es la cantidad, sino la calidad del tiempo que pases con ellos.
 Guille y Pablo se acuestan felices porque saben que al día siguiente, cuando vuelvan del colegio van a encontrarse otra vez la casa llena: estará su madre y podrán comer con ella  el cocido que hará la abuela y que es  lo que comen siempre que alguien está malo en casa.
¡Menos mal que a los dos les gusta mucho la sopa y los garbanzos!
.