Mensaje de bienvenida

¡Y sin embargo algunas personas dicen que se aburren!¡ Démosles libros!¡Démosles fábulas que los estimulen!¡Démosles cuentos de hadas! Jostein Gaarder

sábado, 6 de febrero de 2016

El primer disfraz.





 Pitusín es muy pequeño, casi no se va  a enterar
de que con febrero, el loco, ha llegado el Carnaval.
Con febrero llega el frío, 
pero en  Carnaval  me río.
La mamá de Pitusín ya le ha comprado el disfraz.
Dos cuernecitos de plumas y los ojos de cristal,
un pico muy duro y fuerte para poder agarrar
cualquier presa por la noche que se deje devorar.
Así es el gorro de búho, no se puede pedir más.
Y debajo de ese gorro, unos ojos muy redondos, 
una nariz respingona y  una bonita sonrisa 
que regala Pitusín a  los que no tienen prisa.
Cuando pasan por su lado, todos exclaman al verle:
Mira, ¡qué bien disfrazado!
Con el gorrito de búho
a la gente ha enamorado.
Pitusín está contento, tiene su primer disfraz,
aunque como he dicho antes, todavía es muy pequeño;
casi no se va a enterar  de que  llega el carnaval.

4 comentarios:

Alibruji dijo...

¡Quiero ese precioso disfraz para ser yo PITUSÍN!

Conchita dijo...

Muchas gracias Alibruji. Yo creo que tú nunca has dejado de ser Pitusina. Un abrazo.

OmarNarvaez Omar10 dijo...

me gusto mucho el cuento sigue adelante =)

Conchita dijo...

Muchas gracias, Omar. Siempre es agradable leer vuestros comentarios.

Publicar un comentario