Mensaje de bienvenida

¡Y sin embargo algunas personas dicen que se aburren!¡ Démosles libros!¡Démosles fábulas que los estimulen!¡Démosles cuentos de hadas! Jostein Gaarder

martes, 5 de marzo de 2013

Visita al Colegio Virgen de la Fuensanta, Educación infantil.


La pasada navidad fui a mi colegio invitada por María y Noelia, dos profesoras de educación infantil, para contar un cuento navideño a sus alumnos, ellas dan clase  a niños de 5 años. Elegí “Los chupetes y los tres reyes magos” que acababa de subir a mi blog porque estaba gustando mucho a todos los que lo leían; luego, debido a circunstancias imprevisibles, no he podido contaros esa visita ni  subir las fotos que nos hicimos; ahora intentaré hacer un pequeño reportaje sobre la misma.
Entré en  mi cole, con mucha ilusión, siempre me ocurre cuando llego allí. En sus aulas he dejado muchas horas de mi vida, por eso le tengo mucho cariño. En la puerta del aula de tercero de Educación Infantil, me recibió un pequeño belén que habían montado con figuritas de papel y que tenían las caritas de todos los niños de esa clase, ¿a qué os gusta? A mí me pareció muy gracioso. Mirad las fotos.
Los niños y niñas me recibieron con mucha alegría porque a ellos les gusta mucho que les cuenten cuentos y, además, el tema de los chupetes es algo que tienen muy cercano todavía; muchos recordaban lo que les había costado dejar el chupete para hacerse mayores. Aquí os pongo el enlace del cuento por si lo queréis volver a leer. http://laabuelaatomica.blogspot.com.es/2012/12/los-chupetes-y-los-tres-reyes-magos.html
Dibujos realizados por los niños y niñas de tercero de Educación Infantil.



 Lo que más les llamó la atención fue que los reyes convirtieran los chupetes en grandes pelotas con los nombres de los niños que habían dejado de usarlos y que saltaban tanto que llegaban a las estrellas. Después de contárselo  les pregunté qué era lo que habían hecho ellos con los suyos, algunos me dijeron que los habían tirado a la basura y otro me dijo que su madre lo había enganchado en un globo y había salido volando hacia el cielo. También me dieron ideas sobre lo que se podría hacer para reciclarlos y el más emprendedor sugirió  montar una fábrica para hacer balones de goma. Pasamos un rato muy agradable. Luego, los niños  hicieron unos dibujos muy bonitos  sobre el árbol de los juguetes de mi cuento; como no puedo ponerlos todos, he elegido  por azar unos pocos, aunque todos  eran igual de   artísticos.


Antes de marcharme me hablaron del proyecto en el que estaban trabajando: El vocabulario de El Quijote; me pareció estupendo que desde pequeños le den tanta importancia a una  de  las obras más importantes de la literatura. Para trabajar el vocabulario habían hecho muchos disfraces de la época y los niños estaban entusiasmados: había un traje completo de D. Quijote con la armadura, la celada, la adarga, la bacía de barbero y un montón de objetos mas que van trabajando según la letra que toca esa semana.  Me dijeron que ahora, como cierre de este trabajo tan enriquecedor iban a hacer un viaje para que los niños vieran Los Molinos que tantos problemas le dieron a D. Quijote en uno de sus capítulos. Pasarán por Alcázar de San Juan, Almagro, Las Tablas de Daimiel…  En fin, que me fui muy contenta al comprobar que la escuela pública seguirá funcionando mientras haya profesoras que la defiendan tan bién como María y Noelia.
Contando el cuento
 

10 comentarios:

madre estresada dijo...

Te envidio!!!
Eso de contar cuentos en un colegio me encanta, ojalá pudiera!!

pilar begoña dijo...

¡Qué bonita experiencia! El día que yo me jubile también me gustaría ir por ahí contando cuentos a los niños. Te felicito. Un abrazo

Conchita dijo...

Gracias a las dos, contar cuentos es muy gratificante,a los niños les encanta.
un abrazo.

Elizabeth Segoviano dijo...

simplemente HERMOSO que maravilla que puedas hacer actividades como esa, eres una angelita :) xoxo, Eliz

Anónimo dijo...

Muchas gracias Conchita por compartir, una vez más, tu ilusión por mirar a los ojos a los niños y crearles emoción con tus pequeñas historias.
Abrazos y besos desde el cole
MARÍA Y NOELIA

Conchita dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Un blog sin ellos es como un folio en blanco.

El blog de la brujilla Beatriz dijo...

He leído con mi madre y mi hermana, Paula, el cuento y nos ha gustado mucho. Los dibujos de los niños son muy bonitos.

¡UN BRUJICHUPETE BEATRIZ!

Conchita dijo...

Muchas gracias brujita por seguir mi blog.En mi colegio me pidieron que fuese a leerles un cuento a los pequeños y fui en navidad, pero no tenía las fotos, por eso lo subí este mes. Me encanta la forma de despedirte; es muy creativa.¿Has leido mi libro, Tango, el perro pastor?
Un besazo para las tres

Lucia dijo...

Que experiencia más bonita!
Seguro que a mi hijo le hubiera encantado esa historia cuando se deshizo de sus queridos chupetes personalizados, le encantaban los chupetes que le compraba de Chupetitos

Conchita dijo...

Eso mismo pensé yo, Lucía, aunque mis hijos hace mucho tiempo que los dejaron.Me alegro de que te gustase.
Un abrazo.

Publicar un comentario