Mensaje de bienvenida

¡Y sin embargo algunas personas dicen que se aburren!¡ Démosles libros!¡Démosles fábulas que los estimulen!¡Démosles cuentos de hadas! Jostein Gaarder

martes, 28 de agosto de 2018

El pompero, poesía infantil.







No falta a la cita que tiene en el parque,
los niños ansiosos esperan su  arte. 
 Con  traje raído y  mucho  jabón,
el pompero crea  mundos de ilusión.
Una  gran botella, una soga larga y un liquido verde con muchas burbujas
¿Tendrá algo de bruja? 
Sumerge la cuerda, la saca con gracia, la sacude al aire
e inmediatamente surge allí la magia.
Aparecen pompas de muchos colores:
unas son rosadas, hay otras moradas,
 algunas son verdes o tornasoladas.
Las hay muy redondas, también ovaladas.
El viento las mueve, y suben al cielo o caen contra el suelo.
Los niños con ellas sueñan a volar; los padres se animan a participar.
Se han vuelto unos niños que quieren jugar.
Todos gritan, ríen, tropiezan  entre ellos
los  señores grandes, también los abuelos. 
Corren tras un sueño que está sin cumplir,
 que siempre han tenido,
aunque  todos saben que nunca ha ocurrido:
coger  una pompa de jabón casero, 
guardarla con ellos, junto al corazón
 y  que no se acabe nunca la ilusión. 
El pompero mira su viejo el reloj,
va a finalizar por hoy la función.
Los niños cansados  terminan su juego,
saben que mañana volverá el pompero.

2 comentarios:

Marisa Alonso Santamaría dijo...

¡Me encantaaaaa Conchita!
Te invito a pasar por mi blog también.
Un abrazo muy fuerte.

Conchita dijo...

Muchas gracias Marisa. Lo haré. Prometido.

Publicar un comentario