Mensaje de bienvenida

¡Y sin embargo algunas personas dicen que se aburren!¡ Démosles libros!¡Démosles fábulas que los estimulen!¡Démosles cuentos de hadas! Jostein Gaarder

lunes, 24 de septiembre de 2012

Guille y Pablo. Empieza un nuevo curso Ed. Infantil y 1er. ciclo de primaria.






Las vacaciones han terminado para todos y los niños se preparan para empezar un nuevo curso.
Guille y Pablo se han levantado un poco nerviosos, por eso no tienen ganas de tomar nada; sin embargo su mamá les ha hablado de  lo importante que es desayunar bien para poder estar fuertes y trabajar mucho. Los niños se han convencido y  han tomado un poquito de zumo y un gran vaso de leche con galletas. Guille este año pasa a 2º de primaria  y Pablo a 2º de infantil.





El colegio está en el centro de Murcia y durante el trayecto, los tres van cantando Hombre lobo en París, que es una canción que les gusta mucho. Su mamá deja el coche en un garaje para poder acercarlos sin prisa. Pablo siempre que entra al garaje, antes de salir del coche, se cuelga del agarrador  con una mano, se encoge y hace tantas piruetas que parece auténticamente un mono. Su madre siempre le regaña, pero a él le encanta. Le dice que no lo va a hacer más pero se le olvida y al día siguiente lo vuelve a repetir.
El patio del cole es grandísimo, con muchos árboles y muchos columpios para que los niños y las niñas se diviertan. Hoy es el día de bienvenida, por eso estarán solo dos horas y, al día siguiente, ya tendrán el horario completo.

 Pablo, al llegar, le ha dado un beso a su señorita y se ha puesto contentísimo al ver a todos sus amigos. Los han colocado en fila, con una mano en el hombro del compañero que tienen delante y, así, haciendo el tren, se han preparado para ir a clase.
-Siempre tenemos que entrar de esta forma, mamá-le explica mientras se despide de ella moviendo la mano que le queda libre.
Como es el primer día de clase no han llevado babi.  Al salir, Pablo comenta que se lo ha pasado muy bien porque no  han trabajado, solo han jugado  y se han tomado el bocadillo en el patio.
-Mamá, la señorita dice que estoy muy guapo,  y que me he hecho muy mayor -le comenta a su mamá muy orgulloso cuando va a recogerlo.
Guillermo como ya es mayor se está volviendo un poco vergonzoso y no ha querido darle un beso a su profesora.Él está en otra parte del edificio y le han subido una planta más arriba.
En la clase de Guillermo han pasado lista y cada niño ha elegido su sitio

Hoy solo han coloreado y han hablado de las vacaciones pero mañana, tienen que traer todos los libros forrados y los cuadernos con los nombres puestos.
En casa, después de comer, han  forrado el material para llevarlo todo listo al día siguiente. Se han acostado temprano para poderse levantar al día siguiente descansados.
El segundo día de colegio, ya ha sido un día normal de clase. Pablo ha venido muy contento porque ha aprendido a escribir su nombre. Lo ha escrito en un rectángulo de cartulina, que la señorita ha pegado encima de su mesa:
-Así no os confundiréis  y cada uno de vosotros se sentará en su sitio sin que haya problemas-ha indicado la seño a todos los niños.
Luego han cantado una canción muy bonita que se llama “Jugando al escondite”. Pablo no para de tararearla en casa. Su abuela, como también se la sabe  la canta con él.
 Guille ya ha empezado con las fichas y también ha hecho un copiado.
Cuando sus padres les ven tan mayores y tan trabajadores, se sienten muy orgullosos de ellos.


Las ilustraciones están sacadas de páginas de internet que ofrecen amablemente los dibujos para colorear o imprimir.

2 comentarios:

Elizabeth Segoviano dijo...

¡Ay Conchita! que relato más tierno y hermoso!!!! enhorabuena! me encanta como transmites tanto con palabras sencillas :) eres una genia! xoxo, eliz

Conchita dijo...

Gracias por ser seguidora mía. Me das mucho ánimo con tus comentarios. Un abrazo.

Publicar un comentario