Mensaje de bienvenida

¡Y sin embargo algunas personas dicen que se aburren!¡ Démosles libros!¡Démosles fábulas que los estimulen!¡Démosles cuentos de hadas! Jostein Gaarder

viernes, 16 de febrero de 2018

La araña encajera, poesía infantil.


La araña encajera, desde su rincón 
hace su trabajo con resignación.
Su tela de araña nunca está aseada,
se pegan los bichos, no le gusta nada.

Ella es una araña muy limpia y cabal,
¡esto de los bichos va a acabar muy mal!
Desde el agujero que hay entre el cañizo
un mundo se abre bajo el cobertizo.
Cuando el sol se pone, al atardecer, 
una niña rubia suele aparecer.
Se sienta en su silla, 
coge su almohadilla llena de alfileres,
y  despacio empieza a hacer los deberes. 
Mueve las bobinas  llenas de colores,
 de hilos muy finos, de seda y de lino.
¡Qué encaje tan lindo empieza a tejer!
Cada vez más suave, cada vez más bello, 
para que una dama lo lleve en su cuello.
Sus dedos se mueven como mariposas, 
bailan  con la brisa, que sin mucha prisa sube desde el mar
y le lleva el nácar que tiene que usar.
 Y entre las bobinas, la espuma se enreda y hace maravillas.
La arañita llora lágrimas de seda,
observa  el trabajo y se desespera.
¡Lo  que ella daría por ser encajera!


Dibujo sacado de una página de internet.


7 comentarios:

Marisa Alonso Santamaría dijo...

Me encantaaaaa Conchita.
¡Felicidades!
Un beso

Anónimo dijo...

Muy bonita, Conchita. Con mucho encanto
Desde Tenerife, besos

Conchita dijo...

Muchas gracias a Marisa Alonso Santamaría y a Anómimo, ¿eres Elisa?
Un beso a las dos por poner un comentario.

Anónimo dijo...

Wow! Es maravillosa!!!
La araña encajera, me gustó mucho
Gracias por poderte leer querida Conchita, la querida abuelita atómica.
Mil gracias . Te mando muchos abrazos a distancia. Nos separa el charco pero nos une el gusto por leerte

Conchita dijo...

Querido anónimo, me encanta que te haya gustado pero, como no has puesto tu nombre, no sé a quién dirigirme.
Muchas gracias por tu comentario.
Un beso.

Unknown dijo...

Muy bonita la poesía!!! Las arañas son también seres con sus sentimientos, aunque creyéramos que no. Besitos.

Conchita dijo...

Muchas gracias mi desconocido lector.
Un fuerte abrazo.

Publicar un comentario