Mensaje de bienvenida

¡Y sin embargo algunas personas dicen que se aburren!¡ Démosles libros!¡Démosles fábulas que los estimulen!¡Démosles cuentos de hadas! Jostein Gaarder

viernes, 4 de febrero de 2011

Renata,la gata ilustrada 1er y 2º ciclo

Renata es mi gata.
Es tan blanca que parece hecha de nata montada.
Su pelo es muy suave,
si la acaricias puedes imaginarte que estás jugando con una gran bola de lana.
Tiene los ojos grandes,
muy rojos y, de noche, parecen los faros de un coche.
Renata tiene unos gustos muy raros para ser una gata:
le gusta mucho leer.
Se pasa las horas muertas en el despacho de mis padres, al lado de la biblioteca.
Mi madre dice que no,
que ella es una gata corriente y,
que está siempre en esa habitación, porque le gusta acostarse cerca de la calefacción.
Sin embargo, la otra noche se oyó un gran estrépito y
cuando entramos a ver qué pasaba, había tirado al suelo un libro muy gordo llamado El Quijote;
estaba tumbada encima de él.
Ya iba por el capítulo VIII, el de los Molinos de Viento.
Mi padre también me dice que son casualidades.
Sí si, casualidades;
una tarde que nos fuimos al cine,
aprovechó para sentarse frente a la televisión.
Cuando llegamos estaba viendo un reportaje de animales de la 2.
Yo no sé qué pensar,
pero ellos lo tienen muy claro;
dicen que se subió al sillón, se apoyó sobre el mando y,
sin querer, presionó con su cuerpo el botón.
A mí me gusta creer que Renata es un hada,
encantada por una bruja malvada.
Según mi opinión,
la hechicera la tenía mucha envidia porque era muy estudiosa, casi una sabia y conocía muchos secretos que la bruja ignoraba.
Esperaré a que llegue el día en que vuelva a ser un hada normal.
Ayer, en un descuido de mi madre
se metió en la cocina y, la muy ladina sacó del cubo de la basura una raspa de sardina.
¡Cómo se relamía!
Me pareció un poco raro que,
a pesar del hechizo de la bruja, le gustase chupar aquel trozo de pescado.
¿Estaré equivocada?
A lo mejor mis padres tienen razón y,
Renata es simplemente… una gata.

5 comentarios:

Conchita dijo...

Lo primero que quiero hacer, es disculparme por el atrevimiento de tener un blog en Internet. ¡Un blog nada menos!
Quiero que sepáis que la idea no ha sido mía, sino de mi amiga Lucy.
Si no os gusta lo que leéis aquí, debéis echarle a ella toda la culpa, porque ella y solo ella ha sido la inductora de esta locura. Yo únicamente quería aprender como colaboradora de algunos blogs pero, ella, muy ladina, como Renata la gata de mi cuento, me dijo con ese acento tan dulce que tienen los brasileños que han vivido en Argentina, están ahora en España y que además dominan un montón de idiomas:
-Pero Conchita, si es muy fácil, tardamos solo un segundo en hacerlo.
Y con esa dulzura me cautivó y me convenció y, así, casi sin darme cuenta movió unas cuantas veces el ratón, pinchó por aquí y por allá y ya tenía mi blog preparado para colgar en él mis cuentos.
Ahora que ya está todo preparado, me queda cumplir a mí, porque ella ha hecho todo lo que buenamente ha podido. Por eso intentaré escribir para vosotros cuentos divertidos de forma que no os arrepintáis de entrar de vez en cuando en mi blog.

Lucy Leite dijo...

Conchita, gracias por tu cariño! Estoy segura de que un montón de padres y niños disfrutarán de tu creatividad y de tus cuentos. No es justo que todo lo que escribas se quede en la oscuridad de tu ordenador. Hay que sacarlo a la luz! Espero que disfrutes mucho de tu blog! :) Un besito

Lola López dijo...

Conchita, es una experiencia preciosa. Ánimo y adelante con tu imaginación.Enhorabuena.

María dijo...

Conchita, maestra:
Gracias por regalarnos este blog. Animaré a mis alumnos a que lean tus cuentos conmigo. Ellos ya te quieren y te admiran como yo.
Besos de tu ex alumna

Marissa dijo...

Este blog está genial y la historia de Renata me ha encantado. Felicidades Conchita.
Un abrazo,
Marisa Alonso

Publicar un comentario