Mensaje de bienvenida

¡Y sin embargo algunas personas dicen que se aburren!¡ Démosles libros!¡Démosles fábulas que los estimulen!¡Démosles cuentos de hadas! Jostein Gaarder

martes, 1 de mayo de 2012

FELIZ DÍA DE LA MADRE. Guille y Pablo: Mamá se queda en casa. Infantil y Primaria.

DEDICADO A MI HIJA MAYCA Y  A TODAS LAS MADRES QUE, CÓMO ELLA,  TIENEN SIEMPRE LA SENSACIÓN DE QUE EL TRABAJO LES QUITA UN TIEMPO PRECIOSO PARA ESTAR CON SUS HIJOS.

Hoy Guille y Pablo están muy contentos porque su mamá tiene gripe.
Bueno, no es que se alegren de que esté mala, no, lo que ocurre es que gracias a eso, se va a quedar en casa esta tarde, y eso, no es lo corriente, por eso están felices.
-Mamá, por favor quédate también mañana-, le piden con insistencia, esperando que su madre les conceda otras horas de su compañía.
-Veremos cómo me encuentro-,  les contesta.
Mayca tiene que trabajar; en estos tiempos, tanto el padre como la madre tienen que traer un sueldo a casa.
-La vida está muy cara -, les oyen decir a menudo, por eso los niños cuando llegan con la señorita que los cuida, encuentran la casa vacía y no les gusta. A ellos les encantaría que su madre estuviese allí para abrirles la puerta y prepararles siempre la merienda, por eso, su día preferido es el viernes porque su mamá sale de trabajar a las tres de la tarde y ya están juntos todo el fin de semana. Limpian al loro, y juegan con él  durante mucho rato; Wally se pone muy contento, se le nota porque empieza a gritar y a imitar sonidos. También arreglan  los peces y  las tortugas.  Como podéis ver tienen donde entretenerse con tantas mascotas. Después hacen pasteles de chocolate los tres juntos. A veces su padre hace un pan que le sale muy rico. Son todos unos cocinillas


Hoy es como si fuera viernes; la casa no está vacía,  la presencia de mamá la llena por completo. A Guillermo  y a Pablo  les gusta abrazar a su madre y cuidarla, la tapan con una manta muy calentita de color naranja que les regaló la abuela y le hacen Reiki para que se sienta mejor, a veces le dan masajes en el cuello. Guille  y Pablo saben hacer que la gente que está su lado se encuentre bien. A Pablo le gusta que su mamá le corrija los deberes. Tumbada en el sofá, con la nariz roja como un payaso, habla como si tuviese una pinza puesta en la nariz porque está muy constipada; entonces les pregunta:
-¿Pablo has hecho la página de restas  que te quedaba?
-Sí, mamá ya le he terminado.
-A ver tráela -. Entonces Mayca se incorpora un poco y se la corrige.
-Pero  Pablo, 3-3 no son 6.
-Ya lo sé mamá, pero estoy cansado de que siempre me pongan muy bien. Este niño siempre tiene respuestas para salir del paso cuando tiene algún problema.
-Guille ¿has leído? Enséñame cuántas páginas te tocaban para hoy. Aunque tiene fiebre, saca fuerzas para controlarlo todo.
Después de terminar las tareas se tumban en el suelo a su lado, Guille prepara un montón de papeles para hacer papiroflexia y Pablo le ordena los lápices de colores a su hermano. Pablo es  muy ordenado.

Esta tarde no han ido a Kunfú, su madre les ha perdonado las actividades extraescolares. Ella siempre tiene la sensación de que no está el tiempo suficiente con sus hijos, así que  hoy podrá desquitarse un poquito. Su madre, para consolarla, le dice:
-Lo importante no es la cantidad, sino la calidad del tiempo que pases con ellos.
 Guille y Pablo se acuestan felices porque saben que al día siguiente, cuando vuelvan del colegio van a encontrarse otra vez la casa llena: estará su madre y podrán comer con ella  el cocido que hará la abuela y que es  lo que comen siempre que alguien está malo en casa.
¡Menos mal que a los dos les gusta mucho la sopa y los garbanzos!
.

11 comentarios:

José Luís Ocaña dijo...

Muy tierno y apropiado!!

Anónimo dijo...

Es muy bonito mamá, gracias por decicármelo. Besos

Anónimo dijo...

Abuela soy Guille, me ha gustado mucho la historia.

Conchita dijo...

Gracias por vuestros comentarios.Me pongo muy contenta cuando veo que mis cuentos les gustan a la gente. Un abrazo.

Elizabeth Segoviano dijo...

bueno Conchita!!!! que relato más tierno y cierto :)como siempre narrado de una forma encantadora, honesta y mágica ... simplemente HERMOSO :)

Jose Miguel dijo...

Que relato más bonito!!!!! Menudos deben ser Guille y Pablo!!!!! Besos

Anónimo dijo...

Hay que hacer un libro con las frases de Pablo. esa de "se me han terminado los besos" es genial. ¿y te acuerdas cuando decía que él habia inventado el número pi?

Conchita dijo...

Queridos Eliz y José Miguel,me siento muy feliz de que me leáis.
Anónimo, me imagino que ers Amalia, porque quién si no va a acordarse de lo del nªpi

Un beso para todos.

Dulce Luna dijo...

Que cuento mas tierno y q fiel reflejo de la infancia de los niños de ahora. Me ha encantado descubrir este precioso blog, ya tienes una seguidora mas. Feliz dia de la madre.
(la cara dulce de la luna)

LenLin dijo...

Buenas noches abuela Conchita ,,,,hace una semana que encontré laabuelaatomica. Y me gusta mucho ,,la leo a mi hija todas las noches y se queda dormida ,,,gracias😊😊

Conchita dijo...

Muchas gracias por tu comentario. Hoy me has alegrado el día. Es muy hermoso pensar que mis cuentos sirven para que los niños sueñen con cosas bonitas. Un abrazo.

Publicar un comentario